Proceso estándar en dos fases

En una primera fase se inserta el implante dejándolo cubierto por la encía durante un tiempo variable, transcurrido el cual se procede a la siguiente fase.

La segunda fase consiste en la realización de una pequeña incisión en la encía para descubrir el implante, comprobar su buen estado y efectuar la conexión con un pilar que emergerá en la boca y servirá de unión a la futura prótesis.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies