Extracción de cordales y dientes incluidos

El diente incluido o retenido, es un órgano dentario que una vez completado su desarrollo no logra hacer erupción en la época normal, encontrándose en el interior del hueso totalmente rodeado por tejido óseo o por tejido óseo y mucosa.

Las causas más comunes son, la posición irregular del diente o presión de un diente adyacente, lo que podría deberse principalmente, entre otros motivos, a la dirección anómala de erupción del propio diente, la falta de espacio o la pérdida prematura de un diente de leche.

La evidencia actual recomienda la extracción temprana de estas piezas a fin de evitar complicaciones graves como las de dañar los dientes vecinos o los nervios faciales, o la formación de quistes de origen dentario.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies